Bitácora. Nota 2. Por: Ana Teresa

NOTA 2.

 

¿Cómo es que te atreves a afirmar que ya no importa nada? ¿Acaso siempre dejas las cosas así? Y yo sin conocerte simplemente me dejé llevar. No puedo culparte por lo sucedido, menos ahora que parece adrede te has marchado en condiciones tan… llamativas.

Sólo deja que te afirme algo, las ideas pueden cambiar, inclusive puedes extirparlas como se extirpa un tumor maligno. Aunque no sé ni para qué te lo digo si a ti te gusta que te compadezcan. Felicidades, lo has logrado.

Pondré las cartas sobre la mesa al decirte lo siguiente, nunca me interesé por esa “ciencia” que tanto te fascinaba, ni quise jamás aprender lo que tú aprendías con tanto ahínco.  Me limité a creer que algún día lo olvidarías y te apegarías a mi pensar más que nunca… ¡Qué estúpido fui!

Pero te juro, con la cicatrizada mano alzada en el aire, que no volveré mis pisadas al origen, y que aquel camino del que te hablé no volverá a existir para ninguno de nosotros. OlvÍdate ya  de que aun día te miré como a un igual.

Leo

Continúa leyendo Bitácora en la próxima emisión.

Ana Teresa



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s