Enologia y el vino en la antiguedad.

Enología:

A pesar de haber revisado diversos libros, no encontré ni una definición, ni una descripción precisa de lo que es la enología. Pero resumiendo todo lo que dice en páginas y páginas de tantos libros que no iban al grano, puedo decir que la enología es la ciencia, técnica y arte de la elaboración de vinos. Involucra muchos procedimientos delicados, siendo cada uno de ellos esenciales para obtener un producto especifico de la calidad deseada. Sin embargo, la enología no siempre fue así, pues según leí, la enología está también presente en los jugos que se fermentan después de que un racimo de uvas cae al suelo y es abandonado a su suerte. Las levaduras entran en acción y se crea la especie más primitiva del vino. Así, pues, la enología es a grandes rasgos, la elaboración de vinos, punto. 

El vino en la antigüedad:

La historia del vino se remonta alrededor de 8000 años atrás; siendo así, un factor de influencia en el desarrollo de las culturas que conocemos hoy en día.   Todos los varietales con los que se produce vino se originaron de una sola especie euro asiática, la vitis vinífera. Esta especie crecía en zonas de Asia, Europa y en el norte de América, y es la fuente del 99% del vino en la época actual.  El cultivo de la uva con propósitos de consumo y producción de vino comenzó hasta la etapa neolítica, siendo antes de esto, una especie no domesticada que crecía solo por las semillas que se regaban en el suelo. Hay evidencia proveniente de cerámica que demuestra que en esa etapa de la historia, se comenzó a producir vino en gran escala. Sin embargo, no contaban con las técnicas ni la tecnología para realizar los vinos tal y como son hoy en día. Hay varias teorías con respecto a los orígenes del vino; una de ellas es la Hipótesis de Noé. Ya que en el libro de génesis se expresa claramente que una de las primeras cosas que hizo al encontrar tierra firme, fue sembrar un viñedo y beber del fruto de la vid.

Después, comenzó Noé a labrar la tierra, y planto una viña; y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda.

Génesis 8:20-21

Así pues, la producción de vino se origino en Asia, presumiblemente en la región ocupada por Georgia, Armenia e Irán. Desplazándose después a Grecia hasta llegar a Egipto. Se conservaba en cuero de animales, generalmente de cabra y se bebía mezclado con agua, ya que era mal visto beberlo puro. Lo cual en mi opinión no tiene sentido porque de todos modos bebían hasta embriagarse. En fin, en Egipto, Grecia y Roma se adoraban a dioses de los viñedos, debido a la trascendencia que tenía el vino en sus culturas. Una de las principales causas de la propagación del vino alrededor del mundo fue la religión, debido a que era necesario para realizar festejos. Los monasterios tenían sus viñedos y sus métodos de elaboración, fijando así el precedente a la enorme industria de hoy en día.

Consulte los siguientes libros:

Viticultura, enología y cata. Para aficionador. De Manuel M. López Alejandre. Cuarta edición, editorial Mundi Prensa. 2005

Ancient Wine. The search for the origins of viniculture. De Patrick E. McGovern. Editorial Princenton. 2003.

Recomiendo ampliamente este último, es uno de los más interesantes que he leído en relación al tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s