Visita al doctor

Visita al doctor

No sé qué es lo peor al ir al doctor. En cuanto entras se percibe ese olor formado por 90% alcohol  10% medicamentos.  Después de pasar por la interminable acumulación de gente tosiendo, niños gritando, señoras diciéndose los chismes de la semana, señores contando sus padecimientos y mujeres a punto de dar a luz, ves el numero del consultorio, bendito sea, por fin vas a pasar, tendrás que sentarte en esas sillas que de seguro están llenas de gérmenes y que se nota no han limpiado desde que las compraron al mayoreo, pero qué importa.

Te sientas, llegaste 20 minutos temprano, pasan esos minutos, 10 más, otros cuantos, y nada no te reciben aún. El llanto de los bebés comienza a colmarte la paciencia, los tosidos suenan amplificados, la tenue luz del pasillo no es suficiente para que uno pueda sacar un libro y leer en letra tamaño nueve. Oh y se me olvidaba que después de estar más de media hora escuchando padecimientos ya puedes presumir de ser hipocondriaco, que son aquellos que se sugestionan al escuchar sobre enfermedades y creen tenerlas (de algo me sirve ver Dr.House). Por fin, el Doctor se digna a pasarte a consulta, te revisan, te interrogan, te dan una paleta (eso ya no, por desgracia) y un <<no tienes nada>> que alivia mucho pero a la vez  hace pensar <<no tenía nada, pero de seguro después de este rato aquí ya se me pegó todo>>.

Siempre hay que esperar de algún modo, hay que aguantarse comentarios, gestos, opiniones que sin duda agredirían a algunas personas, y eso es lo que nos  convierte en “pacientes”.

Ana Teresa

Anuncios

3 comentarios en “Visita al doctor

  1. Jajaja… Es cierto. La verdad es que yo no voy al doctor por padecimienros propios,pero si por los de mi abuela. Y he tenido que esperar al menos 4 horas,y escuchar a un hombre a mi izquierda decirle a otro a mi derecho que sentia mareos y retorsijones en el estomago y que cuando iba al baño por mas que intentaba,nada salia. Por Dios! Por que creen que esos son temas interesantes?

  2. Después de un tiempo logras soportarlo. Mientras leía lo que escribiste mi mamá se acercó a leerlo y le encantó jeje. Espero que estés bien y que estés disfrutando de lo que nos queda de vacaciones.
    Saludos,
    Estefanía

  3. no me gusta ir al doctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s